El presidente de la Nación, Alberto Fernández, reunió este mediodía a todos los gobernadores para la firma del Consenso Fiscal 2020, en una postal de la que sólo quedó afuera el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, enfrentado con por el recupero de fondos para la provincia de Buenos Aires.

Entre sus puntos principales, el Consenso Fiscal 2020 les permite a las provincias tomar deuda en pesos siguiendo "una estrategia para el endeudamiento responsable" y suspender las exenciones y reducciones impositivas pactadas en el acuerdo de 2017, durante el gobierno de Mauricio Macri.

“Este acuerdo está hablando de la responsabilidad que tenemos que tener para salir adelante. No es una responsabilidad asociada al ajuste sino a la sensatez que hay que tener para el crecimiento”, sostuvo el Presidente en el discurso que les dirigió a los mandatarios.

Otro punto es que las provincias deben suspender por un año los reclamos judiciales a la Nación, algo que Rodríguez Larreta quiere esquivar para volver a insistir ante la Corte Suprema de Justicia por la reasignación de recursos coparticipables.

“Me asombra cuando hablan del ajuste porque creció la inversión en seguridad, salud, educación e infraestructura. ¿Saben dónde está el ajuste? Miren la barra de los intereses de la deuda, el año que viene tendríamos que afrontar USD 12.000 millones que se quedan en la argentina y se van a repartir entre las provincias”, remarcó.

En tanto, el ministro de Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, a quien el Presidente calificó durante el acto como “el que mejor interpreta” su “voluntad de buscar acuerdos”, destacó que firmaron el acuerdo "todos" los gobernadores sin importar su pertenencia política, y "con espíritu de unidad y federalismo".

"Hemos encarado un año muy difícil en materia financiera y económica y vimos cómo bajó la recaudación en mayo y junio, pero con diálogo fuimos encontrando soluciones concretas", dijo De Pedro en el acto que se desarrolló en el Museo del Bicentenario con presencia de funcionarios y legisladores.

Vale acarar que firmaron el Consenso Fiscal 2020 el jefe de Estado y gobernadores y gobernadoras de 21 provincias, dado que San Luis y La Pampa expresaron su apoyo pero no firmaron porque no habían adherido al pacto fiscal anterior, y la ciudad de Buenos Aires se negó a hacerlo.

De Pedro también destacó el "espíritu de unidad" que primó cuando se fueron "resolviendo los problemas de la pandemia, en forma articulada entre Nación y provincias", y que también lo hizo ahora, para la firma de este compromiso fiscal que regirá para el 2021.

Tras la firma que se rubricó hoy, el Gobierno tiene que aprobar el proyecto de ley en el Congreso de la Nación que ya envió a extraordinarias, porque después las provincias deben hacer lo propio con cada una de sus legislaturas, antes de que empiecen a ejecutar sus propios presupuestos provinciales.