El mandatario argentino, Alberto Fernández, se reunió por videoconferencia con su par boliviano, Luis Arce, se refirieron a la revelación sobre el envío de material bélico para reprimir a los partidarios de Evo Morales durante el golpe en Bolivia, en noviembre de 2019, en una videoconferencia que este domingo por la noche fue emitida por la TV Pública.


En esa videoconferencia que se trasmitió anoche  por la TV Pública, Fernández volvió a plantear que "la Argentina de aquellos días no se portó bien con los bolivianos".

"Estoy muy avergonzado porque la Argentina no se haya portado bien. Que el gobierno argentino de entonces (por la gestión de Mauricio Macri) no se haya portado bien. Pero tengo la íntima tranquilidad, Lucho, que sabés que siempre estuve al lado de ustedes y trabajé por la vida de Evo y de tantos compañeros perseguidos en Bolivia", subrayó el jefe de Estado, Alberto Fernández.

Desde La Paz, Arce remarcó que tanto el propio Fernández como el resto de la administración del Frente de Todos "no tenían por qué sentirse avergonzados".

"El gobierno del pueblo argentino se ha portado siempre bien con nosotros, los bolivianos", manifestó, y en el mismo sentido le agradeció al Presidente por "todo lo que han hecho por Evo" y por "todas las gestiones que han hecho para poder darles lo mejor que tenían".

En paralelo, el mandatario de Bolivia advirtió que tras la constatación de que se envió material represivo desde la Argentina a Bolivia en noviembre de 2019, producido ya el golpe contra Morales, "hay instancias legales que seguramente van a tomar cartas en el asunto" y en el mismo sentido advirtió que ese tipo de colaboración "no se debería dar jamás a ningún gobierno golpista, por ningún gobierno".

"Lo que ocurrió, lamentablemente, es algo que nos ha preocupado mucho a nosotros", agregó Arce en referencia a la revelación sobre el traslado a territorio boliviano de pertrechos para la represión desde Argentina, un hecho que impactó tanto en la Argentina como en Bolivia.