Tras el anuncio del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, sobre las mejoras salariales para la policía bonaerense, uno de los voceros del reclamo, el oficial del partido de Merlo Mariano Alderete, habló frente a sus pares y pidió “volver a la actividad laboral”.

En un móvil en vivo del programa radial “La Mañana con Víctor Hugo”, apostado de un Puente 12 de La Matanza, uno de los puntos de concentración de las protestas que se vivieron estos días, Alderete se subió a la tarima y expresó: “Este es el punto límite, el Gobierno nos ha escuchado. Es hora de que retomemos las actividades laborales”.

Y añadió: “Me quedo conforme con la propuesta. Debemos volver a cumplir nuestra función como profesionales que somos. A partir de este momento, el que quiera seguir es por motus propio. Me voy a mi casa y a cumplir mi rol. Este es el momento de que recapacitemos”.

Y se refirió a la protesta, donde fue una de las caras visibles, que llegó a un máximo nivel de tensión: “En mi caso particular, no fue con intenciones de generar descontento, solamente quisimos hacernos escuchar” sostuvo y le pidió “perdón a la sociedad si se sintió desprotegida”.

Unos minutos antes, el gobernador Axel Kicillof había anunciado una suba que llevará a 44 mil pesos el salario de bolsillo de 39.500 oficiales, como también el aumento del monto para la compra de uniformes, que estaba congelado en 1130 pesos y ahora pasará a ser de 5 mil pesos. Además, subirá el valor de las horas extras, que también estuvo congelado durante todo el gobierno anterior: era de 40 pesos y se triplicará para llegar a los 120 pesos