En medio de la corrida que atraviesa el Gobierno de Mauricio Macri que no logra controlar la devaluación del peso frente al dólar, este jueves se registró en gran parte del país un aumento del 15%.

El presidente de la Cámara de Industriales panaderos de la Capital Federal, José Álvarez, informó a NA que “Algunos colegas están vendiendo ya hoy el kilo de pan a 90 pesos. Pero hay una fuerte dispersión por zona y por calidad”.

El precio de la bolsa de 50 kilos de harina tenía un precio de 600 pesos la semana pasada y este miércoles se está vendiendo a entre 900 y más de 1.000 pesos, según Álvarez; además, se vienen aumentos en las tarifas de gas.

Reveló que las ventas de harina estaban suspendidas desde el lunes por la “especulación” de los acopiadores del trigo y la industria molinera, que están reteniendo el producto a la espera de ver qué va a pasar con el precio del dólar.

En ese escenario de oferta escasa, indicó el dirigente que algunas distribuidoras salieron a vender la bolsa de 50 kilos con un 50% de aumento e “incluso hay panaderías que necesitan producir y ya están pagando más de 1.000 pesos la bolsa”.