Este viernes, el ex diputado nacional radical Ricardo Alfonsín dio su visto bueno a la Ley Impositiva que impulsó el gobernador Axel Kicillof y logró aprobar la Legislatura Porteña, on modificaciones de la oposición. 

En ese sentido, el referente de la UCR aseguró: "Si yo hubiera sido gobernador, lo digo con mucha franqueza porque a nadie le gusta ni siquiera actualizar impuestos, hubiera presentado un proyecto como el que se presentó inicialmente", acotó. En el mismo tono, advirtió que las modificaciones incluidas por Juntos por el Cambio a la iniciativa "le quitaron equidad" a la propuesta.

Además, en línea con las declaraciones de Kicillof, el dirigente radical aseguró que la ropuesta original que envió Kicillof a la Legislatura "no establecía un aumento en el impuesto inmobiliario, sino una actualización".

"La ley se proponía conservar el poder adquisitivo que tenían estos impuestos el año anterior. Para actualizar se utilizó un criterio central que es el de la equidad, según la capacidad productiva", describió Alfonsín.

En relación al papel de la UCR en la Legislatura Bonaerense, Alfonsín apuntó que, a su modo de ver, las modificaciones introducidas por Juntos por el Cambio "le han quitado equidad" a esa propuesta. "Las modificaciones representan 10 mil millones de pesos menos, que podían haber sido destinados a salud y educación", señaló.

En ese orden, el ex diputado nacional manifestó que él "hubiera tenido una posición distinta" y se desligó de los motivos por los cuales el radicalismo "planteó objeciones a las tasas de los que tienen mayor capacidad contributiva".