El dirigente del radicalismo bonaerense, Ricardo Alfonsín, le pidió a la política un “debate honesto” sobre la realidad, y acusó a un sector de su propio partido y del PRO de pretender “tomar de tontos y de hacer terrorismo mediático” contra el Gobierno para para posicionarse electoralmente.

En declaraciones radiales, Alfonsín, electo –pero no designado formalmente aún- embajador en España, salió al cruce de las manifestaciones públicas de la dirigencia política en torno a la morigeración de penas, al asegurar que pretenden “confundir a la sociedad”. 

“Lo primero que se dijo, falso, es que las decisiones fueron del Poder Ejecutivo Nacional y del Poder Ejecutivo Provincial”, aseguró Alfonsín, tras lo cual se preguntó: ¿Quién pude decir semejante cosa?, en función de qué un dirigente político dice semejante cosa?”, para responderse que lo hacen, en realidad, por pura “especulación política”. 

En ese sentido, el dirigente radical remarcó que “quien lo recomendó fue la Organización Mundial de la Salud, y lo decidió la Justicia. Que le digan a la justicia, entonces”

“No pueden salir a decirle a la gente que liberaron 176 violadores. Eso se llama deshonestidad intelectual; tomar de tonto a la gente, querer hacer terrorismo, más que nada de parte de un sector de mi partido, pero también de algunos de los principales referentes del PRO”, sostuvo. 

En ese marco le pidió a la oposición que interpreten “de buena fe” los dichos del Presidente, y las medidas que toma el Gobierno, y no con “deshonestidad intelectual que contamina y ensucia el debate público”.

“Decir que como ahora Fernández empieza a admitir que hay que salir gradualmente de la cuarentena, quiere matar gente”, como aseguró Patricia Bullrich, “es una idiotez que no se puede responder. Lo dicen para salir en los diarios: si no lo sacaran los diarios, no dirían esas pavadas que dicen”, sostuvo. 

Finalmente, resalto la colaboración de los hombres de su propio partido que ocupan cargo de gestión, y que –dijo- actúan de manera “responsable” frente a la crisis, y los diferenció de la dirigencia del radicalismo, a los que acusó de actuar “con especulación electoral, pensado en 2021, con irresponsabilidad política”. 

“Algunos dirigentes, en lugar de acompañar una decisión con la que las bases de nuestro partido coincide, no lo hacen, porque están pensando en las elecciones y creen que ‘diferenciarse’ del Gobierno es lo correcto desde el punto de vista electoral”; concluyó.

Fuente: Infocielo