El dirigente radical Ricardo Alfonsín opinó acerca del cruce entre el presidente electo Alberto Fernández y el periodista de La Nación Hugo Alconada Mon por una nota en que acusaba al próximo mandatario de “tráfico de influencias” en la causa de “facturas truchas” para “beneficiar” al empresario Lázaro Báez. 

"La libertad de prensa es sagrada, pero debe hacerse cargo uno cuando la hace mal. Creo que un tweet... hemos vivido ataques mucho más graves en democracia a la libertad de expresión", afirmó Alfonsín en una entrevista con Luis Novaresio, quien leyó el comentario que publicó el presidente electo en Twitter. Sobre esos dichos, los periodistas de Clarín y La Nación sobreactuaron indignación.  

"Quizás lo ha indignado, no sé si ha habido allí una acusación concreta, o una insinuación. Tal vez habría respondido en otros términos", agregó el dirigente radical.

Además, recordó una anécdota de su padre Raúl Alfonsín por la publicación de una revista en su contra. "Mi padre era una gallego calentón. En una revista que no vale la pena recordar el nombre, tenía en la tapa una nota horrible sobre la transparencia. ¿Sabés lo que hizo? se fue a la editorial, a las oficinas, donde no le querían abrir, entonces le empezó a pegar con el bastón en la puerta para que le den explicaciones", contó.