Increíble: la doctora Marisa Belinda Manno, que se desempeña en el Hospital Central de Mendoza, difundió audios amenazando a quienes vayan a hacerse un aborto legal, si se aprobara el proyecto que ahora se discute en el Senado.

Además, escribió en Facebook: "Soy médica. Cuando quieras asesinar a tu hijo, que estaría bueno que asesines a tu hijo porque va a ser la misma cagada asquerosa que vos, y caigás en mis manos, te voy a hacer concha”, le escribió a una usuaria que criticó sus comentarios. 

 “Con mis enfermeras ya tenemos todo planeado lo que vamos a hacerles a ustedes, putitas asquerosas, cuando lleguen. Te vamos a hacer recontra concha, te va a doler hasta el alma, puta asquerosa, puta reventada", insistió la médica que, increíblemente, se define como "pro-vida". ¿Pro-vida de quién?  

Ahora, el hospital mendocino decidió suspender a Manno y desde el gobierno provincial anunciaron que realizarán una investigación sobre el caso. 

"De acuerdo con la legislación provincial, la suspensión preventiva de la nefróloga podría tener una duración de 30 a 60 días, período en el que se estima que ya se contará con avances significativos que permitan determinar las responsabilidades de la doctora Manno y las sanciones que pudieran corresponderle, entre las que se contempla la cesantía en el cargo público que actualmente ocupa, como pena máxima", resaltaron las autoridades.