El recién designado ministro de Seguridad (jura hoy lunes a las 16) aseguró esta noche que quiere poner en valor a las fuerzas que dependen de su cartera. Para empezar este trabajo se reunirá con las cúpulas de la Policía Federal, Gendarmería, la PSA y Prefectura el martes por la mañana.

"Yo no juego al policía, yo tomo decisiones. No puede pasar nunca más lo de Santiago Maldonado ni lo de Rafael Nahuel", aseguró y se distanció de la gestión de Patricia Bullrich, ex ministra de Seguridad durante el macrismo. 

“Hay que ir a fondo y pensar con seriedad. Lo veo al presidente con la lanza en la mano y con las decisiones tomando segundo a segundo”, expresó. “Lo único que tienen es una frase mía de hace muchos años que fue desafortunada”, advirtió.

“Para mi no hay crisis, hay una elección que todavía no se perdió. En esa discusión, se tienen que dar otras discusiones que son las que representan a un pueblo que está esperando más de su Gobierno, entonces, si eso es así, prestémosle atención, porque sirvió para que nosotros, a lo mejor, lo miráramos”, indicó.

"Mañana requiere de ordenar un montón de cosas, entre otras, charlar con las 4 cúpulas. Las Fuerzas tienen que estar en todas lados y ese será el comienzo del trabajo", cerró.