Elisa Carrió utilizó este domingo las redes sociales para responderle de manera irónica al juez Alejo Ramos Padilla, quien esta semana la acusó de ser una de las personas que comenzaron una “operación psicológica” para perjudicar la imagen de Aníbal Fernández.

"Soy Lilita la pistolera, que afectó el prestigio de Aníbal Fernández. San Aníbal, perdón, según dice Ramos Padilla, Lilita la pistolera, organización paramilitar para perjudicar al pobre Aníbal narcotraficante, qué horror", dijo la exdiputada en un video que subió a su cuenta de Twitter.

Ante las acusaciones, el director de Yacimientos Carboníferos Argentinos no perdió la oportunidad para desquitarse.

"Que crítica concreta y razonada de la sentencia. Que falta de respeto al juez. Pero esta vez no goza de supuestos fueros, no goza de supuesta inmunidad de opinión, en la que se excusa esta señora sucia para evitar su responsabilidad. Esta vez no...", respondió Aníbal en un tuit.

El funcionario prefirió evitar el agravio y le advirtió a Carrió que corren las generales de la ley para ella ya que no goza del beneficio de los fueros.

Por lo que se desprende que se viene un duelo en la Justicia que tendrá todos los condimentos.

Fuente: Clarín, Diario Registrado