El actual interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio y ex funcionario kirchnerista Aníbal Fernández, se refirió este domingo al fallecimiento del astro del fútbol Diego Armando Maradona. "Tenía una consciencia de clase superlativa", describió. 

En una entrevista radial, Fernández recordó una anécdota desconocida con Néstor Kirchner y Maradona. Durante uno de los momentos más complicados de su salud, el Gobierno intercedió para que el crack pudiera viajar a Cuba para hacer un tratamiento médico.

El exjefe de Gabinete contó que Diego lo llamó por teléfono por el bloqueo que le impedía llegar a Cuba para recuperarse. "En algún momento él pide hablar conmigo. Le mandamos un choche nuestro, lo recibió Néstor a la cabecera, estaban Giannina, el doctor Cahe. Néstor culminó la charla y le dijo que le íbamos a dar una mano" para que pueda ir a Cuba. "Al tiempo, pudo viajar”, recordó. 

"El día que lo trajimos nosotros (con Néstor), estaba hecho pedazos. Siempre fue un tipo bien presentable, te daban ganas de abrazarlo. Es mágico lo que sucedió. Estaba convencidísimo de que se había terminado esa vida, que no podía seguir con esa. Después nos encontramos en Casa Rosada y estaba muy bien parado", agregó.