Tras un acuerdo con la Unión Obrera Metalúrgica la fábrica Motomel ubicada en el partido de San Nicolás, firmará una suspensión por 15 días de los trabajadores de las diferentes líneas de producción. Según la prensa local, la suspensiónes se deben a las bajas ventas y será desde el 15 de agosto hasta el 31.

Tras esta drástica decisión, a los más 300 trabajadores se les descontarán dos semanas de salario a cambio del compromiso de renovar los contratos. Según trascendió, los vendedores de motos esperan que la actividad repunte para los meses de septiembre y octubre.

En las últimas semanas, el INDEC mostró que la actividad industrial está atravesando una crisis. El índice de actividad industrial mostró una caída de 8,1%, donde la caída del sector automotor fue más pronunciada: 11,8%. En cuanto a la capacidad instalada de la industria, los números tampoco son buenos debido a la  capacidad automotriz cayó 7,3%, mientras que la metalmecánica la baja fue de 5%.

Según ACARA (Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina), el patentamiento de motos cayó 22,8% en el mes de julio con respecto al mismo mes de 2017, lo que significa que se patentaron 10 mil motos menos.