El ministro de Economía, Martín Guzmán, descartó la posibilidad de una devaluación del peso y sostuvo que “esa expectativa no se condice con la situación que atraviesa el frente externo”.

Además, resaltó que “las riendas (de la economía) las tiene el presidente” Alberto Fernández y llamó a todos los sectores a tener “responsabilidad” en los mensajes que se dan, porque “la grieta tiene un costo económico”.

“Más allá de la situación compleja, tenemos instrumentos para manejar la política cambiaria, que da referencia de precios”, dijo y puntualizó que la clave es que “lo (que ocurra en el mercado) financiero no contagie” la economía real, puntualizó el funcionario.

Guzmán confirmó también que el Gobierno enviará al Congreso un proyecto de reforma tributaria, aunque no especificó la fecha, y anunció además que en breve se lanzará un “programa fiscal plurianual” de tres años acordado con el Fondo Monetario (FMI), que se planificará una reducción del déficit fiscal y que será tratado en el Parlamento.

Durante una entrevista por Radio con Vos, el titular del Palacio de Hacienda reconoció que hay oscilaciones en la brecha cambiaria pero puntualizó que ello “no se condice” con la situación en la que se encuentra la economía real.

“Tenemos una brecha cambiaria muy elevada pero también superávit comercial, no hay pagos de deuda externa y, a pesar de lo que se dice, hay 41 mil millones de dólares de reservas”, por lo tan to, “la expectativa de devaluación no se condice con la situación que enfrentamos en el frente externo”, explicó.

“Tenemos los instrumentos para continuar la política cambiaria que llevamos adelante y no tener que hacer una devaluación” y “vamos a continuar con ritmo de apreciación del peso frente al dólar, reduciendo la inflación”, recalcó el funcionario.

Asimismo, el ministro cuestionó a quienes generan rumores sobre expectativas de devaluación y dejó claro que “el tipo de cambio paralelo no es el que corresponde” para definir el rumbo de la economía. “El Presidente marca la línea y nos abocamos a estabilizar la economía. Hora a hora se trabaja para estabilizar la economía y ponerla en el sendero de la producción”, afirmó.

No obstante, reconoció que la economía atraviesa problemas producto del impacto global de la pandemia de coronavirus y sostuvo que hay “desequilibrios para ir resolviendo”.