Este fin de semana, los sectores que se oponen al proyecto de ley que establece un aborto legal, seguro y gratuito marcharon en distintos puntos del país bajo una caravana denominada “Provida”.

En ese marco, una escena totalmente repudiable se vivió en la ciudad de Tandil, donde es oriundo el ex presidente Mauricio Macri, cuando un grupo de personas se manifestaron a bordo de un Falcón color verde, uno de los símbolos del terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico-militar.

El vehículo en cuestión llevaba la consigna “Sí a la vida”, pintada en color celeste en una de sus puertas laterales.

La imagen generó el repudio de un amplio sector político y social, que se expresaron en contra de la marcha. “Es apología del odio, la violencia y el terrorismo de Estado. Es la reivindicación del genocidio, la tortura, la violencia sexual, los partos inhumanos en los centros clandestinos, el robo de identidad de cientos de niños y niñas recién nacidos”, expresó un comunicado difundido, a través de Twitter, por la CTA Pcia de Buenos Aires.

“Marchar bajo la consigna de defender la vida con un Falcón verde merece el repudio absoluto de quienes estamos a favor del derecho a la IVE y también quiénes dicen ‘defender las dos vidas’ porque somos un país que ha construido Memoria, Verdad, Justicia, Identidad y ha dicho y dirá Nunca Más al terrorismo de Estado”, agregó el escrito titulado “Esto no es vida”.

Además, distintos usuarios en las redes sociales manifestaron su rechazo a la postal que se vivió este fin de semana en Tandil en la marcha a favor del aborto clandestino.