Un sector disidente de la UTA anunció para este martes un paro de colectivos en contra de la gestión del secretario general del gremio, Roberto Fernández, y la pérdida de poder adquisitivo de 50% que sufrió el sector durante el gobierno del expresidente Mauricio Macri. Según aclararon, la medida no es contra la gestión de Alberto Fernández.

“Convocamos una medida para mañana. Es por todas las situaciones que nos toca vivir en nuestro gremio. Venimos de una pérdida del 50% en el poder adquisitivo durante el gobierno de Macri por la complicidad de Roberto Fernández”, aseguró el dirigente de la UTA disidente Miguel Bustinduy en diálogo con El Destape Radio.

Según indicó el referente de la Agrupación Juan Manuel Palacios de la UTA, esta porción del sindicato está "conversando con todos los delegados de todo el país para que la medida afecte a todas las líneas”, por lo que la medida de fuerza sería a nivel general en caso de que se adhieran.

“El tema viene de larga data porque no compartimos las políticas con (Roberto) Fernández y él ahora no tiene la legitimidad porque los compañeros no lo votaron. Es secretario general porque lo dijo la Justicia”, explicó Bustinduy.

En ese sentido, apuntó contra la gestión de Cambiemos: “Dejaron todo el sector hecho pelota. Los compañeros no descansan las 12 horas. Después dicen que somos asesinos”, se quejó.

Además, aclaró que "esta medida de fuerza no es contra el Gobierno de Alberto Fernández". "Nuestro gremio no cerró siquiera la paritaria 2019”, lamentó.

Según informó Gestión Sindical, en el área metropolitana las líneas que paran este martes son: 5 – 6 – 7 – 8 – 9 – 10 – 20 – 21 -23 – 24 – 25 – 28 – 31 – 44 – 50 – 51 – 56 – 57 – 74 – 76 – 79 – 84 – 91 – 99 – 101 – 106 – 107 – 108 – 117 – 130 – 135 – 146 – 150 – 161 – 164 – 168 – 177 y 188. En el ámbito municipal, los colectivos afectados serían 256 – 263 – 271 – 299 – 370 – 373 – 384 – 385 – 388 – 403 – 405 – 421 – 429 – 435 – 540 y 543.

La tensión entre la dirigencia oficial del gremio y el sector opositor llegó a tal punto que un grupo de choferes tomó la sede de la UTA del barrio porteño de Once a fines del año pasado, en medio de un paro sorpresivo que tuvo fuertes enfrentamientos.

La Agrupación Juan Manuel Palacios lleva el nombre de un extitular del sindicato que falleció hace años en un accidente automovilístico.