El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) sancionó a las distribuidoras del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) Edesur y Edenor, y a las de las provincias de Salta, Edesa; de Córdoba, EPEC; y de Santiago del Estero, Edese, por sus responsabilidades en el apagón masivo que se registró el 16 de junio de 2019, que afectó al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) y dejó sin servicio a toda la población durante horas.

Lo hizo a través de las resoluciones sintetizadas 135, 136, 137, 140 y 141/2021 publicadas este viernes en el Boletín Oficial.

Así, el organismo regulador avanzó tras la multa por $ 31,87 millones a la Compañía de Transporte de Energía Eléctrica en Alta Tensión Transener, aplicada a comienzos de esta semana.

En esa oportunidad, se precisó que el ENRE también iba a avanzar con el proceso sancionatorio a 300 agentes distribuidores y grandes usuarios del Mercado Eléctrico.

En las normativas publicadas este viernes, el ente determinó multas a Edenor por $ 25.735.049; a Edesur por $ 13.079.307; a EPEC por $ 11.334.303; a Edesa por $ 2.613.899 y a Edese por $ 2.603.486, lo cual totaliza sanciones por $ 55.366.044.

Desde el ENRE señalaron en un comunicado que "las conclusiones arribadas por este ente determinaron el incumplimiento de las obligaciones asumidas para la realización de corte por subfrecuencia conforme lo establecido en Anexo 35 de Los Procedimientos para la Programación de la Operación, el Despacho de Cargas y el Cálculo de Precios por parte de las Distribuidoras, provocó el colapso del sistema".

Al respecto, el informe del organismo determino que "ante el inicio de las disminuciones de frecuencia y las oscilaciones de potencia en las instalaciones, la demanda de energía debía limitarse en proporción a los generadores conectados para restablecer el equilibrio".

"Cabe destacar que estos cortes de demanda son obligatorios para los agentes de sistema. Sin embargo, las distribuidoras y grandes usuarios no bajaron la demanda, y esta situación provocó la desconexión anticipada, o bien la desconexión prematura de generadoras", sostuvo el ENRE.

Asimismo, puntualizó que "continuará llevando a cabo el proceso sancionatorio de los más de 300 agentes distribuidores y grandes usuarios del Mercado Eléctrico a los que ya se le formularon cargos; a los generadores por falla en el arranque en negro y desconexión anticipada; y al resto de transportistas involucradas en el hecho".

"Desde el Ente Nacional Regulador de la Electricidad se continúa trabajando con el objetivo de velar y promover la correcta operación del sistema, la confiabilidad del mismo y el desarrollo armonioso de este", afirmó el organismo que conduce Soledad Manín.

A las 7.06 del tercer domingo de junio de 2019, en coincidencia con la celebración del Día del Padre, una sucesión de fallas producidas en apenas 30 segundos provocó el mayor blackout de la historia del país.

Su dimensión le valió entre los especialistas el nombre del "Apagón del Siglo", porque fue tan amplio que trascendió al territorio argentino y se extendió a sectores de Brasil y Uruguay, y porque 50 millones de personas resultaron afectadas, más que la población del país.

Los 868 minutos, poco más de 14 horas, que demandó restablecer por completo el SADI en todo el territorio, de acuerdo con el informe de Cammesa aún disponible en su página web que detallan las alternativas técnicas del apagón masivo, reflejan la complejidad del suceso.

Fuente: Télam