El escándalo por el contrato entre Aysa y Boca Juniors sigue escalando. Según denunció Sergio Massa, la empresa pública que debe realizar obras en las redes de agua y cloacas, destinaba millones de pesos al año para mandar periodistas macristas a ver partidos de Boca. 

Ahora, el sitio La Política Online presentó pruebas de la existencia de facturas que el club habría mandado a AYSA. Es todo tan irregular, que las facturas no aclaran qué servicio brindaba la institución a la empresa pública. 

Según Massa, Aysa pagaba por mes 3,2 millones de pesos para "invitar a periodistas a la cancha", describió. Boca estaba presidido hasta diciembre del año pasado por Daniel Angelici, amigo íntimo de Macri. 

Insólitamente, la explicación que dio la gestión macrista de Aysa es que el contrato existió, pero que el monto era por un año y nunca llegó a pagarse por la crisis económica. Es decir, que hubo una única factura. "Era un esquema de relacionamiento como tiene cualquier empresa con los clubes, como tienen los bancos o las empresas privadas", aseguraron. ¿Con qué otros clubes tenían?

La primera factura que presentó el club dirigido por Angelici fue por dos millones de pesos en concepto de "contrato de sponsoreo" con vigencia desde el 1º de septiembre de 2019 hasta el 31 de agosto de 2020.