El 13 de febrero pasado el juez Roberto Gallardo dictó una resolución que obliga a abrir los molinetes del Subte cuando las escaleras mecánicas no funcionan. Este viernes, a un mes de la resolución, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario apartó al juez Gallardo.

Al mismo tiempo, la Sala II obliga al Gobierno de la Ciudad, a Metrovías y a SBASE dar una alternativa a discapacitados para poder acceder al uso del subte.

El fallo ordenaba que en el plazo de diez días “implementen y pongan en funcionamiento un programa sustituto de traslado del colectivo involucrado” (discapacitados motrices) hasta que se dicte sentencia definitiva o se acredite el “regular cumplimiento del funcionamiento de las escaleras mecánicas y los ascensores”.