La Cámara de Diputados aprobó este jueves la ley de Máximo Kirchner que prorroga por 10 años la reducción de tarifas a las zonas frías del país, pero incorpora más de 3 millones de usuarios distribuidos en Mendoza, zonas de Buenos Aires, San Luis, Salta y algunas localidades de Catamarca, Córdoba y Santa Fe. 

La medida fue impulsada por el diputado nacional y referente de La Cámpora, quien cerró el debate en la Cámara Baja. "Estamos cumpliendo con nuestra palabra, con nuestra plataforma electoral", aseguró e ironizó sobre los diputados macristas que se opusieron: "Escucho preguntarnos cómo lo vamos a financiar. Hubiera sido bueno que se hicieran la misma pregunta cuando tomaron una deuda por 44 mil millones de dólares con el FMI". 

La ley tuvo 190 votos, 16 negativos y 43 abstenciones. Cambiemos votó dividido: los diputados de zonas beneficiadas lo respaldaron y en el resto hubo rechazos por motivos varios, como el posible costo fiscal oculto, las zonas elegidas o el reclamo de un subsidio a la energía para las regiones cálidas. 

"Están incluidas localidades de Córdoba, donde en 2019 nos pasearon de un lado al otro. Mendoza, que tiene al presidente de la UCR, ex exgobernador y mandamás de la provincia (Alfredo Cornejo). Y localidades bonaerenses como Bahía Blanca, Mar del Plata, Tandil, gobernadas por Cambiemos, de donde son la mitad de los beneficiados", insistió Máximo Kirchner. "Es una medida que beneficia a los argentinos, más allá de voten a quien voten, lean lo que lean o miren el canal que miren", siguió.