En el marco de la causa que lo investiga por negociaciones incompatibles con la función pública, Juan José Aranguren, hombre del Grupo Royal Dutch Shell Plc que fue nombrado por el presidente Mauricio Macri en el ministerio de Energía, se presentó este martes ante el juez federal Luis Rodríguez para prestar declaración indagatoria. Según su declaración, “en ningún momento" tomó una decisión que pudiera haber beneficiado a su anterior empleador, la petrolera Shell, de la que fue presidente y accionista.

En diálogo con los periodistas que lo esperaban en el cuarto piso de los Tribunales de Comodoro Py, Aranguren justificó los aumentos de tarifas, explicó que "el incremento en el precio del gas no les llega a las compañías petroleras porque el precio que reciben las compañías petroleras por el gas durante en el período 2016-2017, que es el periodo imputado, es el mismo que provenía de un plan gas diseñado por la anterior administración".

En ese sentido, detalló que "el incremento del precio que sufrieron los usuarios residenciales lo que logró fue reducir el subsidio por parte del Estado”, dijo, y agregó que “las empresas no se beneficiaron con los aumentos, no fue a las empresas, sino que redujo los subsidios que se pagaban a los usuarios".

En otro fragmento, Aranguren detalló. "Sé que lo que hecho fue conforme a lo que la ley me obliga y será el juez el que tome la decisión". Ahora el juez Rodríguez debe definir si le cierran las explicaciones de Aranguren o si por el contrario dicta su procesamiento.

"En ningún momento me interesé particularmente por algún proveedor, tomé decisiones de carácter general y siempre en beneficio del interés público", siguió el ex ministro de Energía y Minería.

La indagatoria a Aranguren ante el magistrado sucede en el marco de una causa iniciada a partir de una denuncia impulsada por los diputados Rodolfo Tailhade y Martín Doñate. A Aranguren se le imputan al menos ocho hechos, vinculados con la suba de tarifas, la compra de gas a Chile y haber favorecido durante su gestión a la multinacional de origen anglo-holandés.

En la causa también deberá declarar la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, imputada por encubrimiento. Es de acuerdo con la denuncia que investiga el juez Rodríguez, tanto Tailhade como Doñate habían alertado a ese organismo por la incompatibilidad de intereses sin obtener respuesta alguna.