A poco más de una semana de la derrota electoral contra el Frente de Todos, los socios menores dentro de Cambiemos, el partido radical, impulsan una discusión interna para reconfigurar la conducción del armado opositor.

Ante la rebeldía de los “boina blanca”, expresada en el mendocino Alfredo Cornejo, que buscará conducir la bancada del bloque de Diputados en el Congreso Nacional, el sector del PRO “puro” lanzó una campaña por las redes sociales con el hashtag #ElLíderEsMacri para respaldar la conducción de Mauricio Macri.

Impulsado por el ejército de trolls que coordina el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, el PRO trasladó a las redes sociales una interna que promete dejar varios heridos tras cuatro años donde el radicalismo tuvo un protagonismo secundario en las medidas del gobierno.

A este escenario hay que sumarle la interna en la provincia de Buenos Aires, el intendente de Vicente López Jorge Macri, está decidido a dar pelea por la conducción dentro del territorio bonaerense. “María Eugenia ya no es la gobernadora que nos representa a todos” afirmó hace unos días el primo del presidente y abrió la disputa en Cambiemos.

En la provincia, la gobernadora Vidal cuenta con el apoyo de un importante sector del radicalismo. Esta relación le generó una fuerte tensión con los intendentes del PRO que le reportan directamente a Mauricio Macri.