Martín Guzmán recibió el respaldo del Tesoro de los Estados Unidos de cara a las negociaciones que la Argentina lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para alcanzar un nuevo programa de financiamiento de la deuda por US$44.000 millones contraída en 2018, durante la administración de Mauricio Macri.

El Tesoro norteamericano informó este miércoles que el subsecretario del organismo, Wally Adeyemo, mantuvo el martes un contacto con Guzmán para “repasar las reuniones de Argentina con el Club de París, con acreedores bilaterales y la negociación pendiente por un nuevo programa con el FMI”.

Adeyemo dijo al ministro que “un marco sólido de política económica para Argentina que aporte una perspectiva para el crecimiento del empleo en el sector privado, tendría el apoyo de Estados Unidos y la comunidad internacional”.

Fuentes del Palacio de Hacienda señalaron esta tarde de miércoles que "sorprendió" que fuera el propio Tesoro de Estados Unidos el que comunicara el encuentro y su respaldo al país en la negociación con el FMI.

"Fue importante escuchar de boca de un funcionario del presidente Joe Biden que la prioridad era la creación de empleo a partir de las políticas económicas", a tono con lo que dijo Guzmán este miércoles en un encuentro con empresarios, agregaron las fuentes.

A fines de marzo pasado, Guzmán ya había mantenido reuniones en Washington con el Departamento del Tesoro, como parte del diálogo que llevó adelante en Estados Unidos con inversores y la la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, para avanzar en un acuerdo de renegociación.

La comunicación entre Guzmán y Adeyemo -concretada el martes- se dio en momentos en que el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se encuentra en Washington junto al representante por Argentina ante el FMI, Sergio Chodos.

Este miércoles, Guzmán -en un encuentro con empresarios- reafirmó que la gestión económica del Gobierno contempla tres bloques para que la actividad privada pueda ser pionera en la recuperación. "Por un lado, la estabilidad macroeconómica. Por otro lado, reglas de juego que den previsibilidad, y que el Estado tenga un rol en la política productiva sobre la oferta de talento, la ciencia y la tecnología, la educación, la logística, que genere condiciones virtuosas para un crecimiento de la oferta en general”, señaló el titular del Palacio de Hacienda.

En ese sentido, el ministro le asignó al Estado "un rol clave contracíclico para que la economía se pueda recuperar".

Fuente: Télam