La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) actualizó sus proyecciones de crecimiento de la actividad económica para los países de América Latina durante 2019, rebajando su estimación para el promedio regional a un 1,3%, comparado con el 1,7% previsto en diciembre 2018.

La nueva estimación para 2019 está influida, según el organismo, "por el complejo escenario externo y las dinámicas domésticas que se han venido observando en los países de la región".

En este rubro, Argentina compartirá perfil con Venezuela, siempre puesto por el Gobierno de Cambiemos como el camino a evitar. Sin embargo, algo los acerca: ambos países serán los únicos que achicarán sus economías en 2019, a contrapelo de la región. 

En el caso de Argentina, se prevé una caída del PBI argentino de -1,8%. Sería el segundo año consecutivo de caída y el tercero en cuatro años de gestión macrista.