El ministro de Desarrollo Social adelantó que esta semana se anunciará "un nuevo cronograma de entrega de tarjetas alimentarias" del Plan Argentina contra el Hambre, tras la primera experiencia realizada en la ciudad entrerriana de Concordia

En esa ciudad de Entre Ríos sobre el río Paraná, se entregaron la semana pasada las primeras 7.000 tarjetas a madres de niños menores de seis años, personas con discapacidad y mujeres con más de tres meses de embarazo por montos que van desde los 4.000 a los 6.000 pesos.

Concordia es la ciudad entrerriana con el índice más alto de pobreza relativa según las mediciones del Indec, donde la entrega de tarjetas alimentarias apunta a cubrir las necesidades de 10.000 personas.

Las tarjetas alimentarias, emitidas por el Banco Nación, se entregan habilitadas para la compra de alimentos pero no de bebidas alcohólicas ni para extracción de dinero. Tienen una carga por 4.000 pesos en los casos de madres con un hijo y llegan a 6.000 cuando tienen más de dos hijos.

En este marco, Arroyo apuesta a que estas tarjetas beneficien también a las pymes, a los comercios y a las pequeñas actividades productivas, que en conjunto generan el 80 por ciento del trabajo, al generar mayor consumo. A su entender, "se trata de ir reconstruyendo de abajo para arriba".

En otra línea, en cuanto a la ley de Emergencia recalcó que el objetivo es "resolver el problema del hambre", "desendeudar a las familias" y "vincular planes sociales con trabajo" para "parar la caída".

Fuente: Télam, Política Argentina