“Voy a ordenar el gabinete y terminar con esta discusión”. La frase trascendió en medios cercanos al presidente Alberto Fernández. Con esa sentencia, el mandatario busca empezar a cerrar la grieta entre los diferentes sectores del Frente de Todos. 

El nuevo Gabinete estaría listo antes del lunes próximo y contaría con las salidas de Santiago Cafiero, Jefe de Gabinete, y Juan Pablo Biondi, vocero presidencial y apuntado por Cristina Fernández de Kirchner en su reciente carta. Pero la lista no terminará ahí: incluirá los funcionarios kirchneristas que pusieron su renuncia a disposición, como Wado de Pedro, del ministerio del Interior. Se verá. 

De esta manera, el gobierno busca relanzar su gestión después del catastrófico resultado electoral del domingo pasado donde solo alcanzó el 30% a nivel nacional, una de las peores elecciones de la historia del peronismo. "No se puede seguir como si nada hubiera pasado", reclamó CFK en su carta de ayer en la que aseguró confiar en el presidente Fernández. 

En relación al nuevo jefe de Gabinete suenan muchos nombres: ¿Sergio Massa? ¿un gobernador? Más allá de nombres el gobierno necesita relanzar muchas otras cosas para retomar el diálogo con la sociedad.