La justicia porteña dio curso a un reclamo contra el estadio cerrado que el grupo del diario La Nación y la empresa AEG construyen en un predio del club Atlanta. Desde los tribunales porteños abrieron una convocatoria para que "los interesados participen en la causa" y exigieron a la Agencia de Protección Ambiental porteña (APRA) un informe que explique la categorización del estadio como "Sin relevante efecto".

Se trata de una "arena" que en un principio estaba pensada para 6 mil personas que podrían duplicarse después de que el proyecto cambiara de manos y fuera adquirido por la empresa que controla el centenario diario, reseñó el portal oficialista La Política Online. A pesar de las modificaciones, la APRA decidió que no eran necesarias nuevas evaluaciones y dio luz verde a la iniciativa.

Aurelio Ammirato, que subroga el jugado en lo Contencioso Administrativo N°3, fue quien avanzó con la presentación que había realizado la Fundación Ciudad el 21 septiembre del año pasado. 

"El Arena de Atlanta es un tema muy opaco, va a terminar en la justicia con los vecinos. Va a haber un recital cada 3 días, con dos o tres mil autos por show y no tiene estacionamiento. No se podían hacer subsuelos ahí", explicó a LPO un funcionario porteño que sigue de cerca el conflicto por el estadio.