El periodista ultramacrista Baby Etchecopar presentó una denuncia judicial contra Victoria Donda, titular del INADI, porque lo criticó por sus habituales dichos discriminatorios. 

En una entrevista, Donda había asegurado: “¿Cómo hacemos para que el oyente que escucha eso le parezca terrible y cambien de dial? Los empresarios que tienen radios podrán ser todo lo que quieran, pero no van a querer perder plata. Cuando logremos tener una sociedad donde lo que diga Baby sea repudiado masivamente, no van a estar más, no van a existir más los Baby Etchecopar”, reflexionó en diálogo con Perfil.

Esa reflexión moderada generó el odio de Baby, que disparó contra Donda: “Alienta la persecución y el odio a aquellas personas que tienen diferentes opiniones políticas” e incurre en “incumplimiento de los deberes de funcionario público” porque viola la ley 23592.

“Victoria Donda me condena e impulsa el odio en mi contra y una campaña de persecución al afirmar que mis empleadores no van a despedirme porque la gente me escucha. Entonces propone desaparecerme, propone una sociedad donde yo no exista más. Adviértase la gravedad de tal afirmación, mucho más si tomamos en cuenta que lo dice la titular del organismo en contra de la discriminación”, acusó Etchecopar. Se supone que la denuncia quede en nada.