El ministro de seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, estuvo en Carlos Casares donde junto al intendente municipal, Walter Torchio brindó una conferencia de prensa. Allí, hizo referencia al debate por las prisiones domiciliarias que ordenó el juez Victor Violini, único miembro de la Cámara de Casación Penal bonaerense, en el marco de la campaña contra el coronavirus. 

“Para mi fue una decisión muy rápida, muy desordenada, que la última decisión debería ser la liberación y si así fuese, debería serlo de manera bien administrada”, sostuvo Berni. En la misma frase, aclaró “Creo que la decisión de la justicia fue hasta provocativa, porque mandar un violador a la casa, a media cuadra de donde vive su víctima, me parece además de un acto de irresponsabilidad, un acto de provocación”, remató. 

Respecto a la responsabilidad del gobierno nacional y provincia, Berni fue contundente: “Los únicos dueños de las libertades de la personas son los jueces y los fiscales. "Son los únicos que ponen preso a alguien o le dan la libertad”, remarcó el titular de seguridad bonaerense.

Por otra parte, reconoció que “Nadie pone en discusión la superpoblación carcelaria, ni tampoco las condiciones de infraestructura donde se llevan adelante las condenas, eso no lo discute nadie".

En ese sentido, apuntó contra el gobierno de la ex gobernadora María Eugenia Vidal, "Venimos de 4 años de desinversión en materia tan importante como son la salud, la educación, imagínense las cárceles, están superpobladas y no se han generado políticas para eso”, lanzó. 

En esa misma línea, el ministro bonaerense consideró, “cuando asumió el gobernador estaban en huelga de hambre, porque las cárceles ni siquiera tenían regularizado la provisión de alimentos, el ministro Alak de Justicia comenzó a trabajar incansablemente pero nos agarró la pandemia”. concluyó.