La toma de rehenes de Caseros que comenzó durante la madrugada del martes terminó con un trágico final: el secuestrador y el rehén fallecieron y 3 policías resultaron heridos durante el operativo. Uno de ellos se encuentra en grave estado. El ministro de Seguridad, Sergio Berni, habló luego de lo ocurrido y sostuvo que sospechaban que se trataba de un hecho de violencia doméstica.

"Aparentemente el hombre que estaba totalmente enajenado quiso estrangular a la mujer a tal punto que la asfixio, le hizo RCP y después entra una tercera persona que no está muy claro si fue rehén o si estaba con él", sostuvo Berni, poniendo en duda la condición de rehén del segundo hombre que murió en el incidente, al señalar que la relación "está en investigación". Los peritos que revisaron el cuerpo del supuesto rehén determinaron que su muerte se produjo en horas de la madrugada, 6 horas antes del ingreso de la policía al lugar.

El ministro indicó que todas las instancias de negociación "resultaron negativas" y dijo que el hombre se encontraba en un "delirio paranoico y totalmente descontrolado", mientras que señaló que "ni siquiera hubo una negociación". "Cada vez que le queríamos hablar, respondía con disparos", contó.

Sobre el momento en el que irrumpieron los policías y abatieron al hombre atrincherado, llamado Alejandro Maldonado, el funcionario comentó que el hombre había comenzado a "incendiar todo" y que los efectivos "tuvieron que romper una pared".  Además, contó que recibió un disparo en la zona femoral, por lo que su situación era grave: "Los que sabemos de heridas de guerra, sabemos que solamente se puede solucionar con una intervención.

La situación comenzó en la noche del lunes, pasadas las 23.30, en una vivienda tipo PH situada en la calle Tres de Febrero al 3900, de Caseros, partido de Tres de Febrero. Según indicaron las fuentes, todo comenzó cuando el dueño de casa, identificado por los voceros como Alejandro Maldonado (42) cenaba con su esposa; un amigo, llamado Alfredo Cáceres (47), la mujer y el hijo de éstos.

De acuerdo con los datos preliminares, se inició una discusión, en medio de la cual Maldonado habría intentado ahorcar a su esposa, por lo que los invitados salieron de la casa. En medio de la situación crítica, Cáceres reingresó a la vivienda. La mujer de Maldonado logró irse y desde ese momento el dueño de casa se atrincheró, armado, con el amigo de rehén en el lugar. Tras la denuncia realzada tanto por los allegados como por los vecinos que comenzaron a escuchar disparos, la policía rodeó la casa y fue convocado el Grupo Halcón. Maldonado efectuó cerca de 300 disparos hacia el exterior.

El incidente terminó alrededor de las 9:30 cuando los policías irrumpieron en el domicilio situado en la calle Tres de Febrero al 3.900 y se produjo un intenso tiroteo, en el que Alejandro Maldonado, el hombre de 42 años que protagonizó el incidente, terminó muerto. También se constató el amigo que Maldonado mantenía como rehén había sido asesinado horas antes del ingreso de la policía a la casa.