Todas las noticias que llegan desde Brasil dan miedo. En primer lugar, el coronavirus está imparable y ya causó la muerte de 15 mil brasileños, mientras el presidente Jair Bolsonaro se burla de la "gripecita". Ahora, el mandatario pidió "armar al pueblo" y habló de un golpe de Estado. 

"Quiero a todo el mundo armado!. El pueblo, armado, jamás será esclavizado", aseguró un Bolsonaro en plena crisis política y enfrentado a la Corte Suprema, que decidió publicar un video donde se ve al presidente pedir cambios en la Justicia para defender a su familia. 

El video se conoció luego que el ministro Celso de Mello de la Corte Suprema de Brasil ordenara liberarlo, en una nueva escalada de la pelea del presidente con el máximo tribunal. Las imágenes podrían confirmar que Bolsonaro quiso intervenir sobre la Justicia para proteger a sus hijos, sospechados de delitos gravísimos. Esa situación podría abrir el camino a un juicio político. 

Por eso, Bolsonaro salió con todo y amenazó a la Corte Suprema con movilizar a ciudadanos armados. ¿Prepara un autogolpe? La situación es gravísima. "Si quieren tomar medidas (un posible juicio político), ahí vamos a tener una crisis política. No voy a meter el rabo entre las piernas. Con boludeces no", aseguró.