El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, visitará Argentina el 26 de marzo para participar de la cumbre del Mercosur y se entrevistará con el jefe de Estado, Alberto Fernández.

Ambos presidentes dejarán a un lado las profundas diferencias, las cuales se agravaron en los últimos días por un tuit que respaldó el mandatario brasileño en contra de la gestión de la administración del Frente de Todos y por un acto a favor de los derechos políticos de Lula que Alberto protagonizó en México.

Esta tregua se debe a que ambos presidentes apuestan a la relación bilateral y al papel del Mercosur como bloque geopolítico, y de esta manera se logró que el presidente del Brasil acepte llegar al país.

La cumbre del Mercosur se festejará en conmemoración a los 30 años de la creación del bloque regional a través del Tratado de Asunción.

Bolsonaro pretendía que el homenaje y la posterior cumbre de Presidentes q se realizará el 26 de marzo, en Foz de Iguazú, Brasil.

Sin embargo, tras una intensa gestión diplomática que llevó adelante el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, se propuso a Puerto Iguazú como sede, argumentando que Argentina tiene la titularidad del bloque regional.

Con la confirmación de la visita de Bolsonaro a Argentina, la cumbre del Mercosur tendrá a sus cuatro protagonistas principales: Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. Y se sumarán Sebastián Piñera, por Chile y Luis Arce por Bolivia, como estados asociados.