El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió este viernes a la carga contra la Argentina al afirmar que sufre una "cuarentena terrible" que está "agravando" sus problemas, un día después de haber diseminado noticias falsas sobre un posible uso de militares armados en el control de circulación durante la pandemia.

En un discurso ante seguidores, Bolsonaro defendió remedios sin eficacia científica para el coronavirus y pasó por una serie de temas, al punto que llegó a defender a las últimas dictaduras militares de Brasil, Argentina y Chile.

"Tenemos un país acá al sur que está en una cuarentena terrible. Los problemas se están agravando allá", afirmó Bolsonaro, cuyo país es el foco mundial de la pandemia, con colapso hospitalario y falta de insumos para intubación de pacientes víctimas de Covid-19.

Bolsonaro contó que el jueves un comentarista en Twitter le respondió: "Ocupate de Brasil, que Argentina no es nuestro problema".

"Y yo le respondí, pregunten a la gente de Roraima (norte amazónico) si Venezuela es problema nuestro. La gente se viene para acá. Si cualquier país tiene problemas, van a emigrar hacia Brasil. Claro que es problema nuestro también", dijo Bolsonaro, cuyos países vecinos pusieron restricciones fronterizas a raíz de la segunda ola de contagios iniciada en febrero.

Este viernes, Bolsonaro se diferenció de Fernández al volver a defender la militarización de su Gobierno.

"Le doy gracias a Dios por las Fuerzas Armadas. En los momentos más difíciles en los que la nación necesitó de ellas, estuvieron presentes. Siempre ocurre eso en la historia y para nosotros (los militares) nos queda el fardo pesado, como fue para los militares argentinos, los militares chilenos, los de toda Sudamérica. Algunos excesos también existen", afirmo Bolsonaro, excapitán del Ejército.

Incluso, comparó el terrorismo de Estado con el control que los municipios hacen en las cuarentenas: "Hablando de excesos, algunos guardias municipales, algunos pocos policías de Brasil andan pegándole a quien está empujando un carrito de pochoclo para ganarse la vida".

Bolsonaro se encuentra en el peor momento de popularidad de su mandato en medio de cuarentenas adoptadas por gobernadores, tanto oficialistas como opositores, a las que combate desde el inicio de la pandemia.

Fuente: Télam