El gobierno de Donald Trump reconoció este miércoles oficialmente a la senadora opositora Jeanine Añez como presidenta interina de Bolivia, luego que la parlamentaria se autoproclamara este martes jefa de Estado tras el Golpe a Evo Morales.

"La presidenta en funciones del Senado, Áñez, ha asumido las responsabilidades de presidenta interina de Bolivia", declaró por Twitter el encargado de Latinoamérica en el Departamento de Estado, Michael Kozak.

"Esperamos con interés trabajar con ella y otras autoridades civiles del país mientras organizan elecciones libres y justas lo antes posible de acuerdo con la Constitución", agregó Kozak.

Washington respaldó la salida del poder de Morales y ayer el embajador estadounidense ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, consideró "ridículo" que se hable de golpe de Estado en Bolivia.

Por su parte, el canciller brasileño Ernesto Araujo dijo que “en nuestra percepción, asumió constitucionalmente la presidencia”.

"Fue declarada vacante la presidencia y ella (Añez) asumió la presidencia del Senado, que también estaba vacante. Y asume constitucionalmente la presidencia. Entonces esa es nuestra percepción, que la Constitución boliviana está siendo seguida", dijo Araújo en el diario Folha.

El gobierno de Brasil había dicho que el proceso constitucional está siendo preservado íntegramente en Bolivia y aseguró que está listo para colaborar con las autoridades interinas del país, su principal proveedor de gas natural y con el que desea "mantener y profundizar su amistad y cooperación" en todas las áreas.