Así lo afirmó Silvina Nardini, presidenta del Interbloque oficialista de concejales de la ciudad de Ensenada, en referencia a la alarmante cantidad de residuos sólidos urbanos que llegan desde la ciudad de La Plata, a través del Arroyo el Gato, desembocando en el Río de La Plata, a pocos metros de la toma de agua que abastece a la región. 

Según Nardini, este reclamo es de vieja data, ya que “desde hace años los concejales de Ensenada venimos solicitando a las distintas administraciones de la comuna platense que arbitren los medios para contener los residuos provenientes de dicha ciudad, sin respuesta alguna”.

“Pensábamos que parte de ello se iba a solucionar con el traslado de las familias que vivían a la vera del arroyo y que se dedican al reciclado urbano, lo cual deja como saldo el descarte de dicha actividad hacia el río” afirmó la edil y continuó, “lamentablemente y, a pesar de las inversiones millonarias en el pago a empresas privadas para la recolección de residuos, el barrio donde esas familias fueron reubicadas no conoce de tal servicio a cargo de la comuna. Generando no sólo la grave contaminación de las aguas, sino que además expone a los vecinos platenses, en condiciones de vulnerabilidad, a situaciones de falta de higiene extremas”.

La legisladora que responde al intendente peronista Mario Secco aseguró: “A esta situación se suma la problemática de los desechos de los residuos cloacales sin tratamiento que desde hace varios años se viene denunciando desde diferentes ámbitos de la comunidad de la región”.

Por último, Nardini se manifestó con dureza sobre las figuras del Intendente platense Julio Garro y la ex Gobernadora Vidal: “El Arroyo el Gato, protagonista de obras anunciadas con bombos y platillos por Garro y Vidal, no es más que la muestra fehaciente de un proyecto político que acostumbra gobernar para los poderes concentrados, en detrimento de la salud de la población”.