A la alerta por el coronavirus se suma la problematica del dengue. En la Ciudad de Buenos Aires que comanda Horacio Rodríguez Larreta detectaron una fuerte suba de los infectados. Según los propios reportes oficiales, en una semana subieron un 66% los pacientes afectados por la picadura del mosquito. El total alcanzó los 364 casos confirmados.

El dato se desprende del boletín epidemiológico semanal, publicado por el Ministerio de Salud porteño. Según el relevamiento realizado en los centros de salud de la Capital Federal, desde comienzos del año hasta el 29 de febrero hubo un total de 364 pacientes confirmados, sobre 936 casos que fueron notificados al sistema.

Resulta llamativo el último salto en la cantidad de casos. En tan solo una semana, desde el 23 al 29 de febrero, se registraron 110 nuevas confirmaciones, sobre las 165 previas, lo que representa un aumento del 66 por ciento.

Por otra parte, otro dato alarmante es que de los 364 infectados, el 53% (191) son autóctonos de la Ciudad. En tanto, el 41% (151) había viajado a otras zonas o países donde circula el virus, mientras que del 6% (22) no hay datos de antecedentes de viaje. La mayoría de los pacientes corresponde a los serotipos DEN4 y DEN1.

“Si alguien tiene fiebre en estos días, lo más probable es que tenga dengue”, graficó el viernes en una conferencia de prensa el ministro de Salud porteño, Fernán González Bernaldo de Quirós. "Hay un brote epidémico de dengue en todo Sudamérica, la Argentina no es la excepción, y la Ciudad de Buenos Aires tampoco”, apuntó.