Para defender su política que habilita a los policías a disparar sus armas de fuego, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó: “El 99% de las personas que mueren por armas de fuego en nuestro país es en manos de un delincuente”. Esa afirmación es mentira, según aseguró la Red Argentina para el Desarme (RAD). 

"Es falsa la afirmación de la ministra según la cual 'el 99% de las personas que mueren por armas de fuego en nuestro país es en manos de un delincuente'", describió RAD."Las estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación demuestran que el 44% de las muertes por armas de fuego responden a agresiones, mientras que el resto se debe a suicidios, accidentes u otro tipo de intención", siguieron. 

Y agregaron: "Incluso centrándonos en las muertes que son producto de agresiones, el Instituto de Investigaciones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha mostrado que el 52% de esos homicidios cometidos con armas de fuego se deben a discusiones, riñas o conflictos intrafamiliares, mientras que el 10% se produjo en ocasión de robo". 

Por eso, la Red Argentina para el Desarme manifiestó su "profundo rechazo a la aprobación del 'Reglamento general para el empleo de las armas de fuego por parte de los miembros de las fuerzas federales de seguridad', un nuevo retroceso en materia de control estatal del uso de armas de fuego". Hoy, ese reglamento fue prohibido por un juez de la Ciudad de Buenos Aires.