A pesar de haber renunciado,  la presidenta del PRO de todos modos continúa visitando estudios de televisión y ayer rememoró sus vivencias mientras operaba como militante de Montoneros durante la década del '70, cuando admitió que armaba bombas pero dijo no creer en "la violencia como forma de acción política ".

"No creo en la violencia como forma de acción política, en la imposición de un gobierno", afirmó la ex ministra de Seguridad de Mauricio Macri, gestión durante la que protagonizó varios episodios que son investigados como producto de la violencia institucional de las fuerzas de seguridad que comadaba.

En diálogo con Nicolás Wiñazki por TN, habló de su paso por la organización revolucionaria armada y cómo construía bombas. "No sé armar bombas. Quizás armé una molotov, pero no me acuerdo".

"De los 70 'y la militancia siento que hay algo que me une en mi vida, que es la pasión por cambiar la Argentina, pero hay prácticas que yo de joven pensé que eran las que cambiaban el mundo que no las haría nunca más y no se las recomendaría a nadie ", puntualizó la ex funcionaria de Fernando de la Rúa.

Luego, continuó en la misma línea: "Si vos ganás con violencia, después de la usás durante todo el régimen. Es lo que pasa en Cuba". Además, destacó que "no haber ganado el poder por la fuerza ha sido positivo para la Argentina".

En referencia al último golpe de Estado, que instaló la dictadura cívico-militar en el país, Patricia Bullrich dijo: "Cuando eso sucedió, por parte de un sector de las Fuerzas Armadas, fue algo muy negativo. Está claro que esas prácticas hay que erradicarlas totalmente de la historia de Argentina y del mundo.

Fuente: Política Argentina