"Esperaron que Macri despegue, y cuando estaba en el aire, obligaron a su custodia ir a devolver la camioneta blindada de él a policía, bajo riesgo de sumario administrativo de los policías. Alberto estaba al tanto de todos estos movimientos", se quejó la presidenta del PRO y ex Ministra de Seguridad del gobierno de Cambiemos, Patricia Bullrich. 

La medida de la Policía Federal sucedió luego de que Mauricio Macri viajara junto a su familia a Cumelén Country Club, ubicado en Villa La Angostura para pasar las fiestas y desde el Pro denunciaron que el Gobierno se encuentra detrás de los hechos.

En cambio, desde el ministerio de Seguridad de la Nación le bajaron el tono a la polémica y sostuvieron que "ayer se hizo el cambio de un vehículo al restituir una camioneta al presidente actual, y del cambio se informó por escrito con la debida antelación al secretario de Macri".

En reiteradas oportunidades, la Policía Federal habría solicitado a Macri que la reintegrara, pero éste se habría negado y la guardó en Los Abrojos, la quinta donde reposa desde que dejó la Presidencia. 

Según denunció el portal web El Destape, la camioneta tiene multas en la ciudad de Buenos Aires por 65.270 pesos, la mayoría por exceso de velocidad y varias por circular por el microcentro. En provincia de Buenos Aires acumula 37.851 en multas, todas por exceso de velocidad.