El secretario General de los metalúgicos, Antonio Caló, calificó de contundente la convocatoria que realizó la CGT con movimientos sociales al Monumento del Trabajo por el Día de la Lealtad. Además, remarcó que la gente se quería manifestar después de un año y medio que no podía salir a la calle y reivindicó la unidad de la central.

"Los trabajadores no podíamos demostrar el apoyo que tenemos por este gobierno y ayer (por el lunes) lo demostramos", sintetizó. "Adelante estaban todos los dirigentes gremiales de las distintas corrientes del sindicalismo y el 11 van a estar todos representados en el triunvirato", aclaró. 

En este sentido, planteó que en la marcha de ayer repudiaron "lo que dijo la oposición de la flexibilización laboral, de la quita de la indemnización y la quita de derechos a los trabajadores".

En ese punto, sobre la propuesta de transformar las indemnizaciones por despido en seguros financiados por los trabajadores, el rechazo de Caló contra los que firmaron ese proyecto de ley fue contundente: "Nunca se levantaron a las 4 de la mañana para ir a trabajar, ni pisaron la puerta de una fábrica".

Analizó que es una expresión de deseo que hicieron los candidatos del PRO y quienes lo dijeron. "La ley no va a ser así, los trabajadores nos vamos a oponer, si no podemos hacerlo en el Congreso lo vamos a hacer en la calle donde ya lo hicimos un montón de veces", enfatizó.