Luego de algunos cuestionamientos provenientes del radicalismo y la Coalición Cívica, el gobierno de Mauricio Macri informó este lunes que las facturas del servicio de gas llegarán con un 20% de descuento durante los cuatro meses de invierno. Lo insólito es que ese descuento se pagará en el pago de las facturas durante los meses de verano, entre diciembre y marzo, una vez terminadas las elecciones.

De esta forma, el descuento se aplicará entre mayo y septiembre, es decir, dos meses antes de las PASO y en plena campaña electoral, y culminarán los días previos a las elecciones generales de octubre.

Por el contrario, dicho descuento se compensará en el pago de las facturas durante los meses de verano, entre diciembre y marzo.

A pesar de las especulaciones en torno a la decisión, según el gobierno nacional, la rebaja del 20% es para atenuar el impacto del aumento durante los meses de mayor consumo y pagarlo en el periodo de menor uso del servicio.

Según informó la agencia Télam, desde el Ministerio de Hacienda que conduce Nicolás Dujovne detallaron que los intereses generados por el desdoblamiento del pago serán absorbidos por el Estado nacional.

Vale recordar que la secretaría de Energía, a cargo de Gustavo Lopetegui, oficializó un aumento en las tarifas de gas del 35% en promedio a partir de abril. La misma forma de cobro se realizó durante 2018, cuando los aliados del PRO también presionaron para el pago en cuotas de las tarifas.