El intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, organizó este lunes un acto de campaña con ocho empleados del municipio para inaugurar una pequeña rotonda que causó burlas y risas en propios y ajenos.

El jefe comunal destacó la obra como “parte de las mejoras a la hora de ordenar el tránsito, para propiciar así la seguridad vial en una zona que cuenta con gran afluencia de vehículos y motos”, pero en Twitter no importó mucho y se replicaron los chistes contra el intendente.