El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación firmó un acuerdo con el Banco de la Nación Argentina para facilitar líneas de crédito para aquellos internos egresados del Servicio Penitenciario Federal (SPF).

Las líneas de crédito serán para los internos que durante su tiempo en prisión hayan obtenido algún título profesional, y estarán destinadas a que adquieran "maquinarias, herramientas e insumos de trabajo". El límite del crédito será de $50.000 y tendrán cinco años de plazo para devolver el dinero.

El presidente del BNA, Javier González Fraga junto al Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano.

Tras la reunión entre el presidente del BNA, Javier González Fraga, el ministro Germán Garavano, y el Secretario de Justicia, Santiago Otamendi, Fraga dijo: "Este acuerdo apunta a propiciar la inclusión social y financiera. El Banco pretende acompañar los primeros pasos de ese proceso, haciendo accesible su línea Oficios', pudiendo completarse posteriormente con la de Microcréditos'", destacó.