A más de un mes para las elecciones, el flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, presentó el proyecto de Ley de Presupuesto para 2020. Según el gobierno, la economía crecerá 1%, la inflación rondará los 34% y el dólar tendrá un promedio de 67 pesos, alcanzando los $75 para fines del próximo año.

En relación al dólar, el ministro sostuvo que fue necesario aplicar “un régimen de control de capitales y cambiario, que alcanza al 2 por ciento de las operaciones”. En el mismo punto, aseguró que “No hay necesidad de un tipo de cambio más alto que el actual”, y vaticinó que, “Superada la tensión electoral y las dudas sobre el financiamiento de la deuda, estaremos a resguardo de shocks cambiarios que tanto trauma han generado en la historia reciente”.

Por otra parte, Lacunza reconoció: "Si tenemos en cuenta las variables que se suelen utilizar para medir el bienestar de las familias como son empleo e inflación, entonces tenemos que decir que los resultados de estos 4 años son inferiores a los esperados".

A la hora de explicar el fracaso de la economía macrista, el ministro que sucedió a Nicolas Dujovne volvió a apelar al manual de "la pesada herencia recibida". En este sentido dijo que la herencia estuvo combinada con "inconsistencias o descoordinaciones del programa económico" del gobierno de Macri y factores externos.

El proyecto de Lacunza fue presentado este lunes en el Congreso, donde ambas cámaras recién tomarán el asunto pasadas las elecciones de octubre. A su vez, el ministro Lacunza excluyó toda alusión a la reprogramación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).