La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, adelantó que "en abril" estarían llegando al país las vacunas contra el coronavirus de AstraZéneca, que se suman a las que se están aplicando en Argentina, y ratificó la voluntad del Gobierno nacional de "vacunar a la mayor cantidad de gente" posible hasta que llegue la segunda ola, para bajar los niveles de mortalidad, incluso si hubiera que diferir la aplicación de la segunda dosis.

"Estamos tratando que vengan más vacunas lo antes posible porque si logramos vacunar a la mayor cantidad de personas en riesgo de morir, con una dosis, esto tendría impacto directo en la baja de la mortalidad", precisó la titular de la cartera sanitaria en declaraciones televisivas.

"Durante abril estaríamos recibiendo dosis de AstraZéneca", agregó Vizzotti, aunque dejó claro que aún no se sabe "cuántas" y admitió que "si hubiéramos dependido de la producción europea o de la India estaríamos más atrasados".

Asimismo, la ministra de Salud explicó que la posibilidad de diferir la aplicación de la segunda dosis de la vacuna más allá de los 21 días mínimos que deben existir entre una y otra, es algo que quedó demostrado en Reino Unido, donde se pospuso hasta septiembre la aplicación de la segunda dosis y así "se generó una baja en los niveles de mortalidad".

Agregó que además del Reino Unido, donde se vacunaron 17 millones de personas con la primera dosis y sólo el 3 por ciento de ellas con las dos, se pospuso también el lapso entre la primera y segunda aplicación en Canadá, llevando el período a cuatro meses.

En ese sentido, dijo que "poder diferirlas lo más posible busca captar lo antes posible a la mayor cantidad de personas" y dejó claro que el período de 21 días es "el lapso mínimo" y no máximo.

Adelantó que para este lunes tiene previsto reunirse con los expertos y el jueves será el turno de la comisión nacional, al tiempo que reconoció que la pandemia generó una situación "tan dinámica" que día a día "se están analizando las situaciones" que se generan.