Carlos Bianco explicó que la modificación del impuesto inmobiliario rural que apunta a grandes terratenientes no es "un impuestazo". Además detalló la importancia de lal ley impositiva que grava campos, autos e inmuebles en la Provincia de Buenos Aires.

“El 75% de aumento afectará a un puñado de propietarios, para la gran mayoría la suba es menor a la inflación; no sé dónde está el impuestazo, no lo encontré”, precisó Bianco en una entrevista radial sobre la suba de 75% en el impuesto inmobiliario rural.

En este sentido el jefe de los ministros sostuvo que la gestión de Vidal no dejó recursos para poder gestionar. “Sin recursos es imposible hacer política industrial o política social; tenemos vencimientos por $200 mil millones y está previsto un déficit de caja por otros 200 mil millones, la manta siempre es corta y sobre todo en situaciones de crisis como esta”, señaló.

Según afirmó el funcionario, el aumento al impuesto rural afectará a un “puñadito” de contribuyentes integrado por 300 grandes productores. En el caso del área urbana, las mayores subas afectarán al 7% de los propietarios. “El 86% de las propiedades van a tener un aumento menor a $3.500 y se podrá pagar en cinco cuotas; no me parece que se pueda considerar un impuestazo”, reiteró.

La necesidad de la administración bonaerense de generar recursos es parte de un programa económico puesto en marcha con la votgación de la ley de Emergencia ya que deben afrontar importantes vencimientos de deuda que tomó en su momento María Eugenia Vidal. Luego de sancionar estas leyes se dará paso a la votación formal del Presupuesto 2020.

Fuente: Política Argentina