La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo se mostró muy filosa para analizar el presente del Gobierno de Mauricio Macri.  "No sé cómo algunos se animan a decir que Macri dejó la vara alta", describió. 

Y agregó una fina ironía: "Macri duerme, siempre está cansado, ya no parece Presidente directamente". Más seria, reclamó: "Macri y sus funcionarios deberían tener prohibida la salida del país para rendir cuentas de las acusaciones. Nadie quiere prisiones preventivas, sí que rindan cuentas como cualquier persona".

Además, se refirió a la causa contra Cristina: "Es vergonzoso que sin evidencias ni pruebas Cristina tuviera que afrontar un juicio como este. Cristina parecía una maestra enseñándole a los alumnos. Ayer los jueces recibieron lo suyo", asegurí. 

Y cerró: "Cristina dejó fríos a los jueces".