La sesión en la Cámara de Diputados tuvo un momento de suma tensión cuando la diputada Elisa Carrió se levantó de su banca y amenazó a su colega por la UCR, Brenda Austin, mientras manifestaba su posición. "No me amenace diputada, no me amenace", le pidió Austin. Otro papelón de la legisladora ultramacrista antes de retirarse...

Carrió terminó su discurso con una insólita anécdota de la compra de un "chivo" que utilizó para ilustrar su opinión respecto al proyecto de ley de góndolas. Luego le tocó el turno a la diputada de la UCR, que quiso encausar el debate.

"Para que no nos perdamos en el repaso de las anécdotas personales e historias de vida volvemos un poco al foco de esta sesión", pidió al presidente de la Cámara, Emilio Monzó. A partir de entonces, comenzó a dar su discurso pero Carrió no dejó pasar esa crítica que deslizó su colega de banca oficialista, reseñó El Destape. 

"De lo que estamos hablando es que podamos tener una herramienta que permita evitar la impunidad. Que permita evitar que el Congreso sea un refugio para esa impunidad también. Rápidamente mencionar dos cosas, también se ha dicho pero...", sostenía Austin, cuando fue interrumpida por Carrió. 

La diputada de Cambiemos la apuntó con el dedo y le gritó: "La anécdota... no te olvides de Mestre. Acordate de Mestre". Por su parte, la legisladora de la UCR le pidió: "No me amenace diputada, no me amenace".