Elisa Carrió quiere ratificar lo que fue en parte entre 2015 cuando se armó Cambiemos y en varios momentos de la gestión de Macri: la verdadera líder y ordenadora de prioridades dentro de la coalición. Ahora criticó con dureza a Mauricio y se plantó para que se prime su postura ordenadora dentro de las listas de este año.

“Si fui una líder de convicciones y de principios, no me puedo ir a vacunar a Miami. ¿Está claro? Yo sostuve. Vivo como digo que vivo. Líder se nace, no se hace. Ahora, los liderazgos sí se pueden destruir. Y esa es una advertencia a todos. Un líder tiene que sostener su liderazgo", enfatizó.

En tal sentido explicó que "vos sostenés el liderazgo en tanto sos lo que decís que sos. No podés vender un liderazgo y después tener dos o tres caras. Se pueden ganar elecciones, pero otra cosa son los liderazgos. Alfonsín bajó de la Presidencia y seguía teniendo liderazgo. Yo no soy nada. Soy Lilita, no tengo cargo y tengo que trabajar para vivir".

Elisa también le respondió a los trolls que en redes sociales la pusieron como "líder de Tibiemos": "Yo de blanda o paloma no tengo nada, sé cuándo sostener y cuándo criticar”. 

"A veces, hay que poder parar. Pero es un problema de los tiempos de la política. Yo la quiero mucho (a Bullrich). Ella viene acá y hablamos. Yo estoy buscando la unidad de la coalición, no busco la interna. Macri tiene otra posición: dice que vayan a internas todos contra todos. Yo creo que no es el momento", precisó sobre lo que verdaderamente se juega.

Carrió fue más allá y dijo que "lo único que Patricia Bullrich no puede discutir es que la gran opositora al kirchnerismo es la que está acá. De hecho, ella se sumó a la CC. Ella lo sabe. A mí no me puede discutir. Y hay que ser solidario con los que gobiernan, sean de Juntos por el Cambio e, incluso, del propio PJ".

Por otro lado reflotó la figura de Vidal y dijo que a ella le tocó "una etapa muy difícil". "Estuvo al frente de la provincia con un gobierno nacional que le sacaba recursos vía Rogelio Frigerio. A Axel Kicillof le llueven los recursos y a María Eugenia se los quitaron para arreglar con provincias del PJ", denunció sobre las prioridades de Macri.

Por último celebró que Jaime Durán Barba ya no participe como asesor de Macri ni en las reuniones del espacio. "Estoy feliz. La desaparición de Durán Barba fue una de las mejores cosas que me pasó en la vida [risas]. Además, lo eché del búnker", completó en una entrevista con La Nación.

Fuente: Política Argentina