Elisa Carrió hizo campaña ayer en Pinamar junto a Diego Santilli y Martín Yeza, intendente local, y descolocó a propios y extraños: montó un show, se olvidó el nombre de su jefe de bloque y hasta lanzó un insólito consejo para los jóvenes de la zona.

De arranque, Lilita sorprendió al pedirle a los vecinos de Pinamar, un distrito de interior provincial, que voten a Santilli porque "entiende la logística del AMBA ". Y hasta se apropió de la idea de correrlo de la Capital Federal a la Provincia.

“Yo le aconsejé a Santilli hace dos años que venga a Provincia. Este hombre sabe de logística y sabe organizar el conurbano bonaerense", dijo, frente a un electorado que que vive a más de 350 kilómetros de esa problemática, y por ende, en nada le incide en su vida cotidiana.

Envalentonada, agregó un "palito" para el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof: "Yo defiendo esta candidatura porque necesitamos un diputado que entienda la logística del AMBA, que en la pandemia la tuvo que hacer él porque Kicillof no la hacía y le caía todo encima a la Ciudad", arremetió.

Acto seguido, se olvidó el nombre y la procedencia de su Jefe de Bloque en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación, a quien sin embargo halagó.

"Quieren resolver problemas de la provincia de Buenos Aires, elijan diputados que estén dispuestos a conocer. ¿Cómo se llama mi amigo? Juan Manuel López. Estoy medio vieja. Juan Manuel López es de..., ¿de dónde era? De Saladillo. Es extraordinario como diputado nacional y como presidente de bloque", lo promocionó.

Se trata del diputado que se contagió Coronavirus y puso en aislamiento a toda la plana mayor de Juntos por el Cambio a fines de junio pasado.

Para concluir, Carrió mandó un mensaje "a los jóvenes de Pinamar que quieren irse del país". "Voten antes de irse, y no se hagan los escépticos porque los padres y abuelos nos vamos a quedar luchando", completó.

Fuente: Data Diario