Las últimas declaraciones de la diputada macrista Elisa Carrió lejos están de llevar tranquilidad a la alianza oficialista. "Vamos a pasar los días más terribles de la Argentina", reconoció la legisladora. Se espera un retroceso de la economía del 3% en 2018, con inflación superior al 40% anual. El peor escenario. 

Sin embargo, y ante empresarios, Carrió aseguró que "hay luz al fondo del túnel". Además, agregó que el crecimiento volverá en "julio del año que viene", afirmó. No mostró ningún elemento que permita ser optimista. 

 "Hay que tener una mirada más de largo plazo, la mirada de la fe. Por eso soy optimista. Yo estoy viendo una luz, la salida al final del túnel", insistió la legisladora. Quien volvió a pedir que Mario Quintana, el ex dueño de Farmacity, vuelva al Gobierno de Mauricio Macri.